Okuda y la falla pop

· 16 de marzo de 2018

Okuda y la falla pop

Si os hablamos de Okuda San Miguel, puede ser que no le conozcáis, o quizás a alguno de vosotros os suene ese nombre tan característico. Pero, si hablamos de la falla de la Plaza del Ayuntamiento de este año 2018 vuestra mente será invadida por color y creatividad. Y este color y creatividad vienen de la mano de Okuda San Miguel, que con este proyecto presenta su primer diseño que queda plasmado en un monumento fallero. Okuda nacido en Santander en 1980 es un artista global, digital y pop. Okuda vio desde París el desfile del ninot y contempló como su obra desembarcaba en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

imagen maqueta de la falla del ayuntamiento 2018
Maqueta Falla Plaza del Ayuntamiento

Al mismo tiempo, en el Centre El Carme de Cultura Contemporània se acaba de inaugurar The Multicolored Equilibrium between Animals and Humans, la mayor retrospectiva hasta la fecha de uno de los artistas urbanos más reconocidos del mundo.

Pese a su juventud, Okuda acumula lienzos, intervenciones arquitectónicas, esculturas y recuerdos de sus primeras obras, desgastadas, en muros, estaciones de tren, museos y tiendas, alrededor de todo el mundo.

Caos Universal

En el centro de la exposición se ha colocado la enorme escultura “Caos Universal” que es un apéndice de la falla. El título de la falla es “Equilibrio Universal” y en su diseño se aprecia que todo esta relacionado. Poco a poco el Centre El Carme de Cultura Contemporània se ha ido llenando de piezas de Okuda. Tapices, estrellas y cabezas de animales fantásticos han invadido la sala. La explosión de colores en las paredes asombra nada más entrar, y al fondo, un agujero negro estrellado nos guía hacia el vacío. ¿Quizás hacia un futuro imperfecto?

Okuda está acostumbrado a dar vida a espacios abandonados, fachadas, fábricas, iglesias o estaciones. Pero un recorrido expositivo como el que presenta en Valencia nunca lo había experimentado. Habitualmente, en los museos presenta obras que no son vendibles, plasma experiencias, busca que la gente que entra disfrute. En el caso de Valencia, el amplio espacio del que dispone le ha permitido hacer un recorrido y así mostrar también el proceso de creación de la falla. Para Okuda, el sentido de la exposición es que fuera paralela a la falla. Es más, las dos obras se terminaron al mismo tiempo.