¿Imprenta online o imprenta convencional?

· 11 de julio de 2018

Imprenta online Vs. Imprenta tradicional

En los últimos años hemos presenciado el alzamientos de las imprentas online frente a las tradicionales. Bien imprentas offset o las digitales más actuales. Por ambas partes la competencia ha aumentado significativamente. Las necesidades del mercado también han ido creciendo y variando con el paso del tiempo.

Pros y contras de las imprentas online

Con el crecimiento del ecommerce y las compras por internet, las imprentas online se han convertido en una opción real y aparentemente atractiva. Podemos encontrar ventajas en este tipo de proveedor, como son:

  • Te permiten producir tiradas pequeñas.
  • Precios ajustados. Debido a la alta competencia del sector en internet, la batalla por los precios es continua, haciendo esta una de sus características más positivas.
  • Variedad de material. (No es una ventaja con las que cuentan todas las imprentas online, pero si podemos encontrarlo en alguna de ellas)
  • Ofertas y descuentos: Como es habitual en los e-commerce, su política de promociones y descuentos suele ser muy agresiva.

Por otra parte, cuando solicitamos trabajos a este tipo de proveedores nos encontramos con algunos inconvenientes, o «contras». Como pueden ser:

  • La calidad de sus acabados. Es común encontrar acabados de baja calidad.
  • Atención al cliente. La mayoría de estas páginas tiene formularios, y correos electrónicos con los que contactar. Pero no es frecuente obtener un trato directo, ni respuesta inmediata.
  • Plazos de entrega. Muchas de estas imprentas se encuentran en otros países, y sus plazos de entrega pueden ser de entre 5 y 12 días.
  • Poca personalización. Tienes que adaptarte a sus formatos predefinidos. En caso de querer personalizar algo como un troquel el sobrecoste hará que ya no sea rentable.
  • Posibles reajustes de tamaño. La manera de abaratar costes de impresión en estas imprentas es unificar varios pedidos para sacar más rentabilidad. En ocasiones esto puede provocar pequeños ajustes o reducciones de nuestro proyecto.

Pros y contras de las imprentas convencionales

Desde los tiempos de Gutenberg hasta nuestros días, la imprenta ha evolucionado de manera exponencial. Y es un mercado que sigue en constante evolución. A día de hoy se están llevando a cabo proyectos, con unos materiales, acabados y tiempos que hace años nos parecerían imposibles. Las principales ventajas de las imprentas convencionales son:

  • Calidad: En las imprentas tradicionales los procesos de calidad suelen ser mucho más exhaustivos y los resultados más óptimos.
  • Experiencia. Cuando hablamos de imprentas tradicionales o convencionales, hablamos comúnmente de empresas que cuentan con décadas de experiencia.
  • Atención al cliente. En este caso, la atención al cliente es fácil, directa e inmediata.
  • Plazos de entrega. Si la empresa está cerca, siempre podrás ajustar más los trabajos que exijan entregas muy próximas.
  • Customización. En este tipo de negocio es más sencillo ajustar tu trabajo al formato que desees.

Sabemos que todo no van a ser ventajas. Pero con el paso del tiempo y la evolución de las distintas tecnologías los «contras» de las imprentas convencionales son cada vez menos.

  • Precios. A las imprentas convencionales les es más complicado ajustar los precios que a las online.
  • Las tiradas. La rentabilidad de un trabajo se basa en estos casos en el ajuste de máquina para la tirada. A tiradas más pequeñas, menos rentable sale la impresión. Esto se hace mucho más notable cuando hablamos de impresión offset. Pero con el crecimiento del sector digital se empiezan a compensar este tipo de problemas.

Desde Sherpa garantizamos un trato completamente personalizado. Nos adaptamos a tus necesidades. Supervisamos el trabajo desde su inicio hasta su entrega. Si tienes algún proyecto en mente, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.