En agosto seguimos imprimiendo

· 06 de junio de 2018

Sherpa no cierra por vacaciones

El verano ya está aquí, y con él las vacaciones. Pero Sherpa es una empresa joven, actual y dinámica. Comprendemos a la perfección las necesidades de nuestros clientes en cualquier momento del año. Por este motivo, conociendo el sector comercial como lo conocemos sabemos que septiembre es un mes clave para los catálogos y tarifas de nueva temporada. El año comercial no tiene por qué empezar en enero.

Proveedores de confianza

Contamos con proveedores igual de comprometidos que nosotros, por lo que garantizamos atención y producción durante todo el año. Cumpliendo con nuestros plazos y con nuestra impecable calidad sin que nos importe en qué mes del año se produce el trabajo.

¿Ventaja o desventaja?

Es habitual pensar que la mejor opción en agosto es cerrar, ya que la actividad comercial y de producción baja significativamente. Otros profesionales optan por el cambio de horario. Estas modificaciones pueden ser ventajosas en algunos sectores. Pero nos pueden traer muchas desventajas, el cambio de horario puede confundir a los clientes. En caso de que algún posible cliente nuevo quisiera contactar, le sería más difícil. Si la producción permite el cierre o el cambio de horario, se deberían tener en cuenta unas tareas previas. La principal tarea, informar correctamente a los clientes de las novedades con una antelación apropiada. Y algo muy importante es también tener un protocolo establecido para urgencias de clientes. Y finalmente, cumplir con todo lo establecido antes del cierre/modificación de horario.

Sherpa al 100%

En Sherpa no nos planteamos estas ventajas o desventajas, por que nuestro equipo se complementa a la perfección y cubrimos las necesidades que surjan durante los periodos habituales de vacaciones. Si te preocupa la producción de tu trabajo durante el verano, si necesitas catálogos, tarifas o cualquier material para «el año nuevo comercial» no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Te garantizamos con toda seguridad que cumpliremos con los plazos de entrega. Las necesidades del trabajo no entienden de vacaciones.