¿Cómo hacer una presentación corporativa?

· 18 de abril de 2018

La inmensa velocidad a la que se mueve todo lo relacionado con la tecnología nos hace estar permanentemente atentos a las novedades que hemos de trasladar a nuestra empresa. Para sobresalir sobre el resto de empresas del sector, necesitamos marcar la diferencia. Una buena forma de darnos a conocer y quedarnos grabados en la retina de los posibles clientes es creando una presentación de nuestro negocio.

La presentación

Durante los últimos años las presentaciones en general han evolucionado mucho. Atrás quedaron los power point que nos valían para todo. Ahora las presentaciones deben tener ciertas características para que no nos quedemos atrás.

¿Qué incluir en nuestra presentación?

Aunque parece una pregunta sencilla, realmente no lo es. Podemos ofrecer una breve presentación dándonos a conocer, u otras más extensas explicando detalladamente todo lo que ofrecemos.

Los datos que nunca pueden faltar en nuestra presentación son nuestros datos de contacto. Son imprescindibles. Es a través de estos por donde nos van a contactar.

Para crear nuestra presentación debemos plantearnos 4 preguntas distintas.

¿Cómo empezamos?
¿Cuál ha sido nuestra evolución?
¿Dónde estamos ahora?
¿Cuáles son nuestros proyectos de futuro?

Lo primordial, es dejar claro que es lo que hacemos y que ofrecemos. Es muy positivo presentar al equipo. Se crea un ambiente de confianza cuando conoces un poco más a la persona que te ofrece sus servicios. Debemos destacar nuestros puntos fuertes y nuestros logros, pero siempre siendo honestos.

Presentación a nivel gráfico

A nivel gráfico, una presentación debe cumplir unos requisitos para ser funcional y llamativa. Debe transmitir profesionalidad, ya que si un negocio ofrece un servicio y su presentación es poco profesional, nos influenciará de forma totalmente negativa. Debemos tener en cuenta la extensión de nuestra presentación. Ésta, irá directamente relacionada con la función que realizará. No será igual de larga una presentación rápida, para enviar por correo, para darnos a conocer, que una presentación explicita para otra función, en la que podemos especificar más datos técnicos y de producción que en la de presentación.

Los textos deben estar bien redactados, si no disponemos de personal que pueda realizar esta labor es conveniente buscar un profesional para ello. La utilización de imágenes o infografías son muy positivas, manteniendo la expresión «una imagen vale más que mil palabras» . Y por último, la resolución debe ser buena, tanto para visualización rápida como para una impresión básica. Puede ser que quieran estudiar nuestros servicios y prefieran tener el archivo impreso.

Desde Sherpa, queremos mostraros una breve presentación nuestra. Aquí podrás saber un poco más de nosotros.