100 años de Bauhaus

· 12 de marzo de 2019

Bauhaus cumple 100 años

El diseño de Bauhaus lleva un centenar de años entre nosotros. Es audaz, es mínimo, es funcional. Y por estos motivos perdura en el tiempo y mantiene su estilo original. Con motivo de su 100 aniversario varios diseñadores de todo el mundo han decidido rendirle homenaje. Y que mejor manera de hacerlo que versionando logos modernos con el estilo más puro de la Escuela Bauhaus.

Un pequeño resumen de las historia de Bauhaus

La Bauhaus fue una escuela de artesanía, artes, diseño y arquitectura que ha sido reconocida mundialmente por su aportación en el diseño. Fundada en 1919 en Weimar, Alemania, la Bauhaus cuenta con tres periodos históricos importantes. Su primer periodo con la dirección de Walter Gropius. Su segundo periodo en 1925 con su traslado a Dessau y el nombramiento de un nuevo director Hannes Meyer, que más tarde sería destituido por Ludwig Mies van der Rohe. Y finalmente con el traslado de la escuela a Berlín y su inminente cierre a causa del régimen fascista en 1933. El manifiesto de fundación de la Bauhaus alentaba el regreso de la artesanía y el arte como unidad y vinculación al ámbito social.

Aunque la Bauhaus fue clausurada en 1933 por el régimen nazi la huella que ha dejado en el mundo del diseño llega hasta nuestros días.

Famosos logotipos reimaginados en el estilo de diseño Bauhaus

1. La forma sigue la función.

Con solo observar su arte visual, puede ver el principio rector del diseño de Bauhaus: un trabajo «total» que combina múltiples disciplinas. «La forma sigue a la función» es un principio de los campos más utilitarios del movimiento, como la arquitectura o el diseño de productos, pero cuando se aplica al arte visual tiene un efecto profundo.

2. Minimalismo

Si nos paramos a pensar en que menos es más el resultado de nuestros diseños puede ser realmente funcionales. Aumentamos el minimalismo pero no perdemos la función del diseño.

3. La tipografía revolucionaria.

En ese momento, la tipografía alemana estaba muy reglamentada. Las fuentes pesadas y ornamentales eran el estándar. Había dos cosas que no debían hacer y cómo no se manejaba la tipografía. Y mientras que el diseño de Bauhaus tenía sus propias reglas para la tipografía (sin combinar mayúsculas y minúsculas, solo usar fuentes sans-serif, etc.), son los principales responsables de romper primero las leyes de la tipografía y abrir las puertas a otros más artísticos.

4. Pasión por la geometría.

Justo después de los talones del cubismo, el diseño de Bauhaus incorporó un entusiasmo desenfrenado por la geometría. Formas básicas, líneas que se dividen y enfatizan estas elecciones estructurales con un uso inventivo del color.

 

Fuente: https://99designs.com.sg/